Acrílico

El acrílico es un termoplástico rígido que se deriva del petróleo mediante diversos procesos químicos. Se le llama termoplástico, debido a que a temperaturas considerablemente altas, se vuelve flexible y fácil de moldear, mientras que cuando se enfría, retoma su dureza y permanece en la forma en la que haya sido moldeado.

El acrílico es muy resistente, por lo que su aplicación engloba un gran número de actividades, que van desde la construcción, hasta el sector automotriz.

Al igual que el policarbonato, el acrílico puede ser cortado; sin embargo, el proceso es más sencillo en este último. Su estado natural es incoloro, pero es posible pigmentarlo en una gran variedad de colores, de lo contrario, el material será una lámina completamente transparente.

Acrilicos en diferentes medidas y colores